¡Vende tus productos ONLINE!  


Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Una de las mayores ciudades prehispánicas de Mesoamérica conocida como “La ciudad de los dioses” es Teotihuacán, cuyo nombre fue dado por los antiguos mexicas para designar a esta ciudad construida por una civilización anterior a la de ellos y que estaba abandonada cuando la conocieron.

No se conoce la identidad étnica de los antiguos habitantes de Teotihuacán. Se cree que fue una urbe cosmopolita y en su desarrollo se vieron involucrados grupos de diversos origen étnico.

Los mexicas y otros pueblos nativos de Mesoamérica creían que la ciudad había sido construída por una raza de gigantes que pobló al mundo durante una era anterior y sus sobrevivientes se encontraban ocultos. Pensaban que los templos y las piramides eran tumbas de los que fundaron la ciudad y lo consideraban un lugar sagrado donde estos gigantes se convertian en dioses.

Los restos de Teotihuacan son una de las zonas de monumentos arqueológicos más visitadas por turistas de todo el mundo en México, y sus excavaciones e investigaciones continúan hasta el día de hoy, lo que hace que se tenga más información y conocimientos sobre este enigmático lugar. El complejo arqueológico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La ciudad se desarrolla en torno a dos ejes: la Calzada de los Muertos que es el eje norte-sur y otra avenida que inicia en la Ciudadela y es el eje este-oeste.

La Calzada de los Muertos atraviesa la ciudad, comienza en la plaza frente a la pirámide de la Luna y en torno a ella se encuentran también la pirámide del Sol, el templo de los Animales Mitológicos y el templo de Quetzalcoatl. Dentro de este conjunto de palacios, templos y casas de personajes de alto rango se encuentran también la Casa del Sacerdote, el palacio de Quetzalpapalotl, el palacio de los Jaguares, la estructura de las caracolas emplumadas y la ciudadela.

En el lugar hay dos museos en donde aprender sobre la cultutra teotihuacana y sus murales con exposiciones que invitan a los visitantes a internarse en el universo teotihuacano y también conocer de cerca el pasado más antiguo de la comunidad hasta la época contemporánea.

En las inmediaciones de la región se ofrece una variada oferta gastronómica con restaurantes que ofrecen la tradicional comida mexicana. Algunos platos representativos del lugar son la barbacoa, el conejo, tacos, el pulque y antojitos mexicanos preparados a base de maíz.

Es una visita, que una vez que estás en el lugar, se puede hacer en un par de horas, si no te entretienes tanto en las estructuras ni en los museos o puedes tomarte tu tiempo, considerando que está abierto de 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Con algo para cubrirte del sol y una buena botella de agua podrás recorrer este maravilloso lugar, admirarlo y disfrutarlo al máximo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar