¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Generalmente cuando le preguntamos a un niño pequeño qué quiere estudiar cuando sea grande te contestan cosas como bombero, policía, maestra, pero a medida que van creciendo, muchas veces no saben lo que quieren estudiar en realidad.

Muchos chicos terminan estudiando carreras que no les gustan y lo hacen porque sus padres le eligieron lo que tenían que estudiar. Esta es una de las razones por las que terminan saliéndose de la universidad muchos jóvenes.

Los expertos recomiendan que ayudemos a nuestros hijos, desde pequeños, a ir descubriendo lo que verdaderamente les gusta. Incluso si cambian de planes a medida que van creciendo, es una manera de ayudarlos a que se habitúen a pensar en el futuro y en las habilidades que tienen.

¿De qué manera podemos ayudarlos?

Ayudarlos a descubrir sus fortalezas

Cada niño tiene ciertas fortalezas en diferentes áreas y desde pequeños podemos darnos cuenta de cuales son. Ayudarlos a desarrollar esas fortalezas y teniéndolas presentes es una manera de que ellos crezcan sabiendo para qué son buenos y en un futuro sea una herramienta para decidir la carrera que quieren estudiar.

Probar cosas diferentes

Intenta enseñarle y mostrar a tu hijo cosas diferentes a medida que va creciendo, de esta manera conocerá y practicará diferentes pasatiempos que le gusten. Es posible que de esta manera desarrolle algunas pasiones y probablemente su futura carrera tenga que ver con alguna de ellas. Lo único que debes hacer es dejar que tu hijo lo intente todo, y él se encargará del resto.

Investigar sobre la profesión que les atrae

Una vez que tu hijo te diga lo que quiere ser, pueden investigar en la web sobre esa profesión. Personas hablando sobre sus experiencias, su vida laboral, su entorno. Probablemente conozcan a alguien que haya estudiado esa carrera y puedan hablar con esa persona también. Asegúrate de que tu hijo tenga la oportunidad de conocer lo mejor que pueda sobre la carrera que eligió.

No lo obligues a elegir

Si tú tienes una profesión y quieres que tu hijo siga tus pasos, no lo debes obligar a elegirla a menos que tu hijo este convencido de hacerlo porque le gusta. Tampoco debes empujarlos a estudiar una carrera como medicina, ingeniería o leyes, por el simple hecho de que son carreras prometedoras o porque ganarán mucho dinero. Déjalo enfocarse solo en las carreras que le interesan para no sentirse presionado y pueda hacer una buena elección.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar