¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

a dormir

Es la hora de dormir a los pequeños, crees que esta noche será la noche que no habrá problemas para acostarlos por que se ven cansados, han jugado todo el día y piensas que pronto sus ojitos se cerrarán y caerán rendidos en sus camas por 8 horas continuas de sueño.

Y te das cuenta que todo esto sólo se queda en tus deseos, empiezas a corretearlos, les pides que se laven los dientes y que vayan por un cuento y sin más ni más, ellos sacan energía de no sé dónde y comienza la batalla campal, tu estas francamente agotada y lo único que quieres es descansar un rato o aprovechar para estar con tu pareja a solas, te empiezas a desesperar porque nadie hace caso y simplemente no se quieren ir a dormir! y comienzan los gritos, las amenazas, los castigos etc. ¿Te suena familiar? No te preocupes, no estás sola. Aquí encontrarás algunos consejos que te pueden ayudar.

A los niños pequeños no les gusta ir a dormir porque sienten que se están perdiendo de cosas divertidas que hacer, ¿quién quiere dormir cuando hay tanto que explorar? Otra razón es que les de miedo quedarse solos en su cuarto. Tienes que ayudarlos a aprender a irse a dormir solos, suena más fácil que hacerlo, pero si estableces una rutina antes de acostarse te va a ayudar a prepararlos para cerrar el día. El baño diario nocturno, cenar, leer un cuento y a dormir, ayuda a anticipar que cuando acabe el cuento no hay vuelta atrás y es a la cama. Le puedes decir que pasarás a verlo en 5 minutos, esto le ayuda a sentir seguridad. No permitas que pierda el tiempo, ellos te conocen y que si te ponen ojos tiernos y te dicen que tienen más hambre es porque saben que les vas a dar un tentempié y esto va a prolongar la hora de la cama, y nadie le puede decir que no a un niño con hambre. No lo dejes, asegúrate que haya cenado bien y si acaso deja un vaso de agua en su mesa de noche.

Ofrécele algunas opciones para que el pequeño piense que tiene la decisión, pregúntale si quiere dormirse en ese momento o en 5 minutos, pregúntale que pijama quiere usar y que cuento quiere leer. Mantente siempre con calma, no entres en una guerra de poder, el solo quiere alargar el tiempo y no importa si es peleando o jugando. De seguro te pide 5 minutos más, tranquilamente dile que no, si cedes una vez te lo va a pedir innumerables veces. Puedes decirle que si quiere no hay cuento y que puede usar el tiempo dedicado a esto a estar sentado en su cama sin juguetes y sin televisión, pero cuando el tiempo se acaba se termina y listo.

Recuerda siempre elogiarlo si hace lo que le pides y se queda en su cama. Si se sale de su cama, controla tus reacciones y sin decir ni una palabra llévalo de nuevo, dale los objetos con los que duerme y sal del cuarto sin emoción alguna, quizá lo tengas que hacer varias veces, pero aprenderá que no va a haber ninguna interacción entre tú y el. Puede que te tome varios intentos pero si lo haces con constancia y calma llegará el momento en que él solito se vaya a su cama a la primera llamada.

¡Suerte!


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar