Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Los perros son la mejor compañía para muchas personas, y en el caso de los niños poseer un perro puede tener un efecto positivo en su desarrollo. Esto también aplica con los niños que tienen el trastorno del espectro autista, según estudios.

"Los niños con trastornos del espectro autista a menudo tienen dificultades para interactuar con los demás, lo que puede dificultar que formen amistades", dijo Gretchen Carlisle, investigadora del Centro de Investigación para la Interacción Humano-Animal de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Missouri. "Los niños con autismo pueden beneficiarse especialmente de la interacción con perros, lo que puede proporcionarles amor y compañía incondicionales y sin prejuicios".

"Los perros pueden ayudar a los niños con autismo actuando como un lubricante social", dijo Carlisle. "Por ejemplo, los niños con autismo pueden tener dificultades para interactuar con otros niños del vecindario. Si los niños con autismo invitan a sus compañeros a jugar con sus perros, entonces los perros pueden servir como puentes que ayudan a los niños con autismo a comunicarse con sus compañeros."

"Traer un perro a cualquier familia es un gran paso, pero para las familias de niños con autismo, tener un perro debería ser una decisión que se tome muy en serio", dijo Carlisle. "Si un niño con autismo es sensible a los ruidos fuertes, elegir un perro que probablemente ladre no será la mejor combinación para el niño y la familia. Si el niño tiene sensibilidad al tacto, tal vez un perro con un pelaje más suave, como un poodle, sería mejor que un perro con un pelaje áspero, como un terrier ".

Carlisle agregó que mientras que los perros pueden ser ideales para algunos niños, para otros pueden ser otro tipo de mascotas como los gatos, los caballos o conejos.

Rebecca Johnson, profesora de la Facultad de Medicina Veterinaria de la misma universidad afirma que esta investigación ayuda a comprender el papel de los animales de compañía en la mejora de la vida de los niños con autismo y ayuda a los profesionales de la salud a aprender cómo orientar mejor a las familias en la elección de mascotas.

Fuente: ScienceDaily

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar