Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Los rasgadores de cuerda se caracterizan por ser resistentes y duraderos para que nuestro compañero gatuno disfrute usando sus uñas y no destruya el forro del sofá, los cojines, las cortinas o cualquier otra cosa atractiva de la decoración de la casa.

Vamos a ver cómo fabricar un rascador vertical sencillo.

Materiales necesarios:

  • Una tabla base de madera, de 60 x 60 centímetros
  • Un tubo de madera de 10 ó 15 centímetros de diámetro y un metro de altura
  • Cuerda de esparto o cáñamo
  • Un trozo de tela o alfombra que cubra la base de madera
  • Pegamento
  • Tornillos
  • Taladro

Paso 1: Atornilla la base al tubo de madera

Lo primero que debemos hacer es atornillar la base al tubo de madera. Buscaremos con la ayuda de un metro el centro exacto del cuadrado de madera y haremos en el un orificio pequeño con la ayuda de un taladro.

Colocaremos el tubo encima del orificio y por parte inferior de la base (cuadrado de madera) introduciremos un tornillo que agarre firmemente el tubo. recuerda que debe ser un tornillo resistente, ya que nuestro gato trepará por el tubo y debe soportar su peso.

Paso 2: Forra la base del rascador con tela

Corta un trozo de tela o alfombra con la misma medida del cuadrado de madera y haz un agujero en su centro del diámetro del tubo. La finalizad es forrar la parte superior de la base con esta tela o alfombra, para que sea más atractivo y confortable para nuestro gato.

Paso 3: Forra el tubo con la cuerda

Ahora simplemente debemos pegar la punta de la cuerda en la base del tubo de madera.

Pondremos pegamento o cola blanca en el tubo e iremos enroscando la cuerda poco a poco, de forma que cada vuelta quede pegada a la anterior, sin que queden espacios entre las vueltas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar