¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

A la mayoría de las personas les ha pasado que les tiembla el párpado en algún momento y puede resultar a veces una sensación incómoda. Este temblor corresponde a un espasmo o contracción involuntaria de los músculos que rodean al ojo y generalmente desaparece después de un tiempo por sí solo.

El nombre médico que se le da a esta condición es blefaroespasmo y rara vez es un problema de salud grave.

Causas por las que nos tiembla el párpado:

  • El estrés puede hacer que se produzcan una serie de cambios hormonales que repercuten en el funcionamiento de los músculos. Los músculos más pequeños, como los del ojo, resultan más afectados. Así que este tipo de movimiento involuntario es una señal de que necesitas bajarle al estrés y buscar la manera de relajarte tanto física como mentalmente.

  • Deficiencia de nutrientes como la vitamina B12, el potasio o el magnesio, así como la falta de líquidos hace que pasen este tipo de reacciones. Es importante mantenerte bien hidratado y una dieta equilibrada. Un suplemento alimenticio con vitaminas también puede ser la solución.

  • La falta de descanso y sueño también hacen que los párpados se debiliten por el esfuerzo que los obligamos a realizar y comiencen a temblar como reacción a ese esfuerzo. El descanso y dormir bien, por lo menos de 7 a 8 horas, es lo que recomiendan los doctores para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y mente.

Otras causas pueden deberse a falta de hidratación en el ojo, alergias, golpes en la zona, cansancio visual o uso de medicamentos y en otros casos, abuso de sustancias tóxicas.

Si el temblor dura más de una semana o viene acompañado de otros trastornos, es recomendable acudir con un especialista para que determine la causa y recete lo necesario para tratar el problema.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar