¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El autor argentino de origen italiano, Walter Riso es doctor en psicología, especialista en terapia cognitiva y bioética. Riso ha desarrollado una larga carrera como psicólogo clínico con más de treinta años de experiencia, actividad que ha combinado también con la enseñanza universitaria.

Riso colabora en diversos medios de comunicación y se le conoce gracias a sus libros de divulgación sobre terapias comunes para mejorar la calidad de vida y salud mental, destacando los temas de las relaciones de pareja, como lo es este libro titulado “Los límites del amor”.

¿Cómo amar sin renunciar a ti mismo?.

En una cultura donde se ha sobrevalorado la entrega amorosa ilimitada, la vida en pareja se ha convertido en la principal forma de autorrealización. Un sentimentalismo exagerado ha hecho que se ignore el sacrificio personal que implica tal abnegación. Sin embargo, el amor no lo justifica todo. Existe otra forma de entender el amor: amar sin destruirnos a nosotros mismos y huir de la idealización absolutista; se puede amar sin ansiedad y sin negociar los principios vitales que nos determinan. Un amor maduro es el que integra el amor por el otro con el amor propio sin conflicto de intereses.

¿Quién dijo que para amar había que anularse y dejar de lado los proyectos de vida? Para amar no debes renunciar a ti mismo, ésa es la máxima.”

Los consultorios de pareja están repletos de personas que tienen la idea de que el amor es incontrolable y totalmente irracional. “El amor de pareja completo, el que incluye pasión, amistad y ternura, no llega de improviso como un demonio o un angel que se apodera de nosotros, también existe la voluntad de amar o no amar. No solo el amor nos posee, también lo poseemos a él: nadie es víctima del amor sin su propio consentimiento”.

El mito del amor sin límites ha hecho que infinidad de personas establezcan relaciones totalmente dañinas e irracionales, en las que se promulga el culto al sacrificio y la abnegación sin fronteras. ¿Y después qué?”

Reconocer que existen ciertos límites afectivos no implica necesariamente dejar de amar, sino aceptar la posibilidad de modificar la relación en un sentido positivo o simplemente alejarse y no estar en el lugar equivocado, aunque duela la decisión.”

Un libro que explica la manera de amar al otro sin dejar de amarse uno mismo y establece que aún en el amor existen límites necesarios que llevan a quererse a uno mismo para poder querer al otro y de esta manera lograr la felicidad en pareja.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar