¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

La pornografía es un tema que tiene diferentes puntos de vista dependiendo de la persona. Para algunos es algo normal que no les causa problema, para otros, la pornografía es algo degradante que incluso llegan a considerar como infidelidad virtual.

Los sentimientos de descubrir a la pareja viendo pornografía pueden variar de la indiferencia a la curiosidad o la rabia y el enojo.

La pornografía se percibe diferente por hombres que por mujeres, y así mismo sucede con personas de diferentes culturas o religiones. Por ello existe el debate de si la pornografía puede dañar una relación o matrimonio.

Tanto profesionales de la salud como religiosos han dado sus puntos de vista sobre este tema.

Lo que se dice en contra de la pornografía:

  • Puede dificultar que la pareja vea el sexo como una forma de comunicación amorosa, y el resultado puede ser que disminuya la satisfacción sexual en la pareja.

  • Puede convertirse en una adicción si llega a interferir en la relación, el trabajo y el tiempo libre.

  • Verla frecuentemente, junto con la masturbación, puede causar en el hombre la incapacidad para disfrutar del sexo y mantener una erección, conocida como disfunción eréctil.

  • El enojo y la molestia, del que no ve pornografía, hacia su pareja puede ocasionar problemas en la relación.

  • Una disminución en los encuentros sexuales en la pareja porque el que ve pornografía recibe gratificaciones sexuales de sus fantasías.

A favor:

  • Algunos terapeutas sexuales aconsejan a la pareja ver pornografía juntos para ayudar con los problemas de deseo sexual o algunas otras disfunciones sexuales en la pareja.

  • Hay material pornográfico que trata el sexo de una manera más natural y realista y se aleja de los viejos estereotipos, de manera que la pareja pueda identificarse más con este tipo de cine, promoviendo una actitud más positiva ante la sexualidad.

  • Cuando la persona que ve pornografía mantiene una relación íntima y sexual sana, estimula la creatividad de la pareja y promueve fantasías eróticas a la relación.

La pornografía es un tema que se debe tratar en la pareja con mucha comunicación y confianza. Los terapeutas aconsejan que si los dos en la pareja están de acuerdo, utilicen a la pornografía como herramienta para mejorar las relaciones sexuales, ya que cuando hay un acuerdo mutuo, la pornografía puede sumar en la relación.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar