Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

La sexualidad es importante a cualquier edad, pero con el transcurso del tiempo, el deseo cambia y lo más probable es que no sea igual que cuando tenías 20 años, pero incluso así puede ser muy satisfactorio si tienes una buena relación de pareja.

Uno de los aspectos claves para mantener una vida sexual satisfactoria, es hablar con la pareja. Darse tiempo para ser sensuales y sexuales juntos, compartir pensamientos sobre hacer el amor. Es necesario hablar con tu pareja y hacerle comprender lo que quieres y lo que te gusta, así como lo que experimentas física y emocionalmente.

Muchas parejas quieren saber cómo regresar a los niveles de actividad y de estimulación sexual que experimentaron a los 20 años. Con el tiempo se dan cuenta que con el pasar de los años, es diferente. En su lugar, pueden descubrir nuevas formas de optimizar la respuesta del cuerpo a las experiencias sexuales. Entender y darse cuenta de lo que los satisface y lo que es mutuamente aceptable en cada etapa que crecen juntos.

La diferencia en la libido es frecuente en las parejas de todas las edades. Las parejas que tienen más tiempo juntos se pueden llegar a estancar en una rutina en la que uno de los dos inicia el contacto y el otro lo evita. Esta es una situación que se tiene que hablar. El que evita las relaciones sexuales constantemente debe considerar tomar la iniciativa alguna vez. Se debe intentar comprender las necesidades y los deseos de la pareja. Entre los dos pueden encontrar maneras de satisfacer las necesidades del otro.

Con la edad los grandes enemigos del sexo pueden ser también la llegada de algunas enfermedades como la diabetes, hipertensión, obesidad, o alguna otra enfermedad que pueden causar un descenso de la libido y del rendimiento físico. También el consumo de algunos medicamentos puede tener efectos no deseados. Pese a ello, la experiencia acumulada durante los años provoca un mayor conocimiento del propio cuerpo, de lo que da placer y de lo que se desea. La sexualidad se puede vivir de forma más libre, ya que, con el paso del tiempo, sin preocupaciones de la crianza de los hijos, vuelve de nuevo por completo el protagonismo a la pareja.

El sexo no se acaba a los 60 o más, pese a que algunas personas así lo consideren. Al contrario, llegada esta edad el interés sexual se mantiene igual que en otras etapas de nuestra vida, aunque en general se manifiesta de forma diferente. Múltiples investigaciones y estudios han recalcado los beneficios que la práctica sexual aporta a la salud de las personas de la tercera edad.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar