¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

La natación es una actividad que se puede practicar en rios, lagos, mares o en una piscina. Como deporte es uno de los más completos ya que se trabaja todo el cuerpo.

Aunque es un ejercicio, también se puede convertir en un pasatiempo que se puede practicar a cualquier edad con el fin de aprender a nadar, aprender técnicas de natación o para mejorar la salud, ya sea que se busque estar en forma o ayudar con problemas de espalda y cuello.

Se puede aprender a nadar a cualquier edad y esta actividad se puede practicar con entrenamientos y aprendizajes técnicos o como un pasatiempo para relajarte.

La natación, como todo ejercicio físico, tiene muchos beneficios para la salud, en prevención de diversas enfermedades como hipertensión, diabetes, aumento del colesterol o enfermedades cardiovasculares. Es un ejercicio aeróbico muy completo que ayuda a la elasticidad de los músculos, mejora la función cardiorespiratoria, tonifica musculatura, aumenta flexibilidad de columna, mejora el sistema respiratorio y aumenta la capacidad pulmonar, supone un gasto calórico, tiene beneficios neuronales y cognitivos, afecta a los neurotransmisores que influyen sobre el estado de ánimo y las hormonas reductoras del estrés . Al no impactar en articulaciones es útil en personas con problemas y dolores osteoarticulares. A nivel psicológico ayuda a relajar y combatir el estrés.

Tiene muy pocos riesgos, alguno antes de empezar, ya que por miedo a nadar o al agua hay personas que no se animan a comenzar con la actividad. Puede provocar ocasionales complicaciones relacionadas con los cambios de temperatura y falta de higiene en la piscina, como catarros o alguna infección de hongos. Si la técnica no es apropiada pueden aparecer algunas lesiones o dolores de articulaciones por lo que si es una actividad que no conoces, lo mejor es buscar un lugar donde tengas instructores que te puedan guiar.

Si cuentas con piscina en casa comienza a aprovecharla y si no es así, puedes inscribirte a un club o centro deportivo donde puedas asistir a clases de natación. También existen entidades oficiales o ayuntamientos o comunidades que cuentan con piscinas públicas en donde puedes asistir para practicar este pasatiempo.