Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Si existe una ciudad en el mundo que puede hacerse fama de haber visto pasar la historia completa de occidente, esa es Estambul, antes conocida como Constantinopla, hoy una de las ciudades más pobladas de Turquía y el eje de su turismo.

Una Urbe Mágica, como de otros tiempos, que mezcla la modernidad de Europa con lo exótico de una cultura diferente, la musulmana.

Es una ciudad puente entre dos mundos, y es que literalmente se encuentra geográficamente una parte en Europa y la otra en Asia.

En la actualidad es la de mayor relevancia histórica y turística de Turquía, pues Estambul fue testigo del levantamiento y la caída de los imperios más importantes de esta parte del mundo, desde los Troyanos y antes también, pasando por los persas, romanos, bizantinos y hasta el impero Otomano.

Al igual que otras grandes capitales del mundo, como Roma o El Cairo por nombrar algunas, Estambul tiene historia en cada uno de sus rincones. Es difícil visitar la antigua Constantinopla sin dejar algo interesante de lado. Por ello los viajeros experimentados recomiendan tomarse su tiempo en esta extraordinaria ciudad.

Estambul posee una rica mezcla cultural y étnica. En la ciudad hay numerosas mezquitas, iglesias, sinagogas y palacios históricos dignos de visitar. Por estas razones la Unesco en el año 1985, declara las zonas históricas de Estambul como Patrimonio de la Humanidad.

Entre sus encantos turísticos tiene:

Iglesia de Santa Sofía también llamada Iglesia de la Divina Sabiduría y Hagia Sophia.  Desde el 10 de julio de 2020 es una mezquita y es uno de los edificios más emblemáticos de Estambul.

Mezquita Azul o Sultanahmet Camii. Uno de los monumentos más impresionantes del mundo.

El Palacio de Topkapi, en su entono se encuentran varios museos y monumentos relevantes.

Palacio de Dolmabahçe.

Cisterna Basílica o Yerebatan.

Mezquita de Çamlica, la más grande de Asia menor.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar