¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Criar y educar a los hijos no es un trabajo fácil, y a veces en un momento de estrés o enojo podemos llegar a decir cosas que no sean las más adecuadas para nuestros hijos.

Numerosos estudios nos dicen que lo que puede parecer un comentario repentino en un momento de enojo, puede tener graves repercusiones emocionales para los niños en el futuro. Las investigaciones sugieren que el abuso emocional puede cambiar la estructura de nuestro cerebro. Por ello es de suma importancia que tanto los padres como maestros comencemos a ser más cuidadosos con el lenguaje que usamos hacia los niños.

Para adoptar un enfoque más saludable en la educación de los niños, debemos evitar decirles estas frases:

  • Deja de llorar” Si nos ponemos en el lugar del niño, y nos dijeran esa frase, sería muy difícil dejar de hacerlo. Al pedirle a un niño que deje de llorar lo hacemos sentir mal doblemente, por lo que lo hizo llorar y por la acción de llorar.

  • Eres como tu padre/madre”

    Hacer este tipo de comentario da a entender que el otro padre es algo negativo, sentimiento con el que no es sano para ningún niño.

  • Yo podía hacer eso cuando tenía tu edad”

    Cada niño se desarrolla a ritmos diferentes por lo que no debemos presionarlos si no han logrado aún aquello que esperamos. Este comentario solo los hará sentir decepcionados por no cubrir tus expectativas.

  • Estás gordo/gorda”

    Si bien nos preocupa la salud de nuestros hijos, llamarlo de esta manera es negativo ya que no cambiará la situación y puede llegar a causar problemas emocionales graves como una mala imagen de sí mismos y trastornos alimenticios en el futuro.

  • No seas un debilucho”

    ¿A quién no le gustaría que sus hijos fueran fuertes, inteligentes e independientes? Lo que ellos necesitan son palabras que los impulsen y decirles “débil” no los hace más fuertes sino que puede llegar a dañar su autoestima de niños.

¿Alguna vez has dicho alguna de estas frases a los niños? Pues es momento de que reflexionemos y hacernos conscientes de que en lugar de ayudarlos con estos comentarios, podríamos estar haciendo todo lo contrario.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar