¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

 

Muchos tienen la idea de que al llegar los hijos a esta etapa de la vida, también van a llegar los problemas. Esta creencia surge de la propia experiencia (cuando fuimos adolescentes), de los mitos populares  y también de muchas investigaciones que se han hecho al respecto.

Puede ser una fase conflictiva pero igualmente puede que no porque también existen adolescentes tranquilos, estudiosos y obedientes; depende del adolescente y en gran medida de nosotros como padres o de nosotras como mamás. La paciencia y la comunicación son dos aspectos claves que nos pueden ayudar a transitar por esta etapa de la vida de nuestros hijos.

Durante la adolescencia se sufre un desequilibrio ya que suceden muchos cambios biológicos, físicos, psicológicos y sexuales. Todos estos cambios y la velocidad con la que ocurren provocan en algunos jóvenes dificultades que pueden transformarse en verdaderos problemas.

Por supuesto que la adolescencia no puede evitarse pero sí estamos seguros que en algún momento acabará. Lo que suceda en ese lapso de tiempo dependerá en gran medida de la relación que tengamos con nuestro hijo desde pequeño, la paciencia que le hemos tenido, y la forma en que nos comunicamos con él, dándole confianza para hablar sin juzgarlo o regañarlo.

Consejos para convivir con tu hijo adolescente

  • Paciencia: Cuando se trata de los hijos, la paciencia conviene cultivarla con muchas dosis de autocontrol y cariño. A veces es mejor contar hasta diez o hasta cien y evitar decir o hacer algo de lo que después nos podemos arrepentir.
  • Confianza: Creer en lo que nos dicen y no sospechar de cada cosa que hagan. Enfocarnos en lo positivo ayudará a que la relación sea más armoniosa, aumentará la confianza mutua.
  • Afecto: Muchos adolescentes no están cómodos con las muestras de afecto que podamos tener con ellos por lo que buscar alternativas en las que no se sientan asfixiados es una buena idea. Estar presente, por ejemplo, en sus actividades escolares o partidos de fútbol para brindarles apoyo.

Lo que nos puede ayudar mucho es buscar libros que traten sobre el tema, hablar con otros padres de hijos adolescentes y buscar en internet, en donde podemos encontrar infinidad de artículos que nos pueden ayudar a entender y convivir con nuestro hijo durante esta etapa de su vida. 

¡Bien vale la pena el esfuerzo!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar