¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El agua representa aproximadamente el 60% de nuestro peso, y es considerada un nutriente esencial para el equilibrio vital del organismo que desempeña múltiples funciones indispensables para el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Pero, a pesar de ser fundamental para nuestro bienestar y salud, el cuerpo humano no tiene capacidad para almacenar agua y cada día se pierden en torno a 2,5 litros a través de la respiración, el sudor, la orina y las heces. Por ello, la cantidad de agua que se elimina cada 24 horas debe ser restablecida para mantener el equilibrio hídrico del organismo.

Sin embargo muchas personas no alcanzan las recomendaciones sobre ingesta diaria de agua propuesta por la Organización Mundial de la Salud.

Es por ello que, el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) de Madrid, España, considera que “es necesario fomentar una cultura de la hidratación en la sociedad y que los individuos que la componen aprendan y adquieran conocimientos, hábitos y costumbres para que por sí mismos puedan mantener una correcta hidratación, la cual transmitan a los demás miembros de su entorno”.

El agua desempeña importantes funciones en nuestro organismo, entre ellas:

  • Actúa como lubricante

  • Mantiene la salud celular

  • Facilita la distribución de nutrientes

  • Participa en la eliminación de residuos

  • Regula la temperatura corporal

Por ello, el agua es vital para el correcto funcionamiento de los órganos de nuestro cuerpo.

El aparato digestivo solo es capaz de asimilar unos 800 ml de líquido a la hora, por lo que un buen hábito para tomar agua nos lleva a ingerirla despacio y en pequeños sorbos.

Beber de 2 a 2 litros 1/2 en condiciones normales de actividad y temperatura.

La frecuencia ideal es beberla a intervalos de 330 ml cada dos horas, despacio y a pequeños sorbos para favorecer su absorción.

El mejor tipo de agua para beber es el agua mineral natural porque es pura y está protegida de toda contaminación, no necesita ni recibe ningún tratamiento químico de desinfección. Además conserva toda su pureza y propiedades saludables.

Artículo e información del Instituto de Investigación Agua y Salud de España.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar