Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

De entre todos los consejos, lo mejor que se puede hacer en estos momentos es, sin duda alguna, seguir responsablemente las recomendaciones preventivas de higiene y de aislamiento que han hecho públicas las autoridades sanitarias.

Sin embargo, también podemos llevar a cabo algunas prácticas naturales adicionales que seguramente nos ayudarán a prevenir males mayores.

En estos tiempos es muy importante cuidar muestra mente ya que es muy poderosa. No solamente porque nos puede hacer sentir bien, en armonía, tranquilos o nos puede hacer sentir mal, ansiosos, deprimidos, enojados, y esto, además, puede influir en la salud de nuestro organismo, muy especialmente de nuestro sistema inmunológico, nuestra mayor defensa interna ante una infección.

La depresión, por ejemplo, disminuye la eficacia de nuestro sistema inmunológico. El estrés y la ansiedad promueven una respuesta autoinmune que puede ser desequilibrada. Por eso debemos aprender y acostumbrarnos a utilizar nuestra mente, y más específicamente nuestras emociones, de la forma más positiva posible.

Tanto si estamos confinados como si no lo estamos, debemos evitar tener miedo, aunque se trate de un mecanismo natural adaptativo. Debemos de tener un grandísimo respeto al coronavirus, pero no miedo. Hemos de actuar con la severidad y la rigurosidad que la situación requiere. Con la convicción de que, si así lo hacemos, entre todos lo superaremos. No olvides que, aunque pueda tardar más o menos, se trata de una situación temporal. Hay que tener paciencia.

Hay que evitar conectarse permanentemente a los medios informativos, ya que pueden aumentar innecesariamente la preocupación y la angustia. Hay que informarse, por supuesto, pero sin excesos. Y hacerlo mediante fuentes serias. Debemos evitar hablar permanentemente del tema y tratar de buscar mensajes reconfortantes, mostrando actitudes serenas. Especialmente si hay niños en casa, si ellos preguntan, informarles de forma adecuada en función de su nivel comprensivo, pero sin dramatizar ni alarmar. Solo la información estrictamente necesaria. También es bueno comunicarse con familiares y amigos. Llamarles, enviarles mensajes, videoconferencias. Intentar transmitir tranquilidad. Si hay confianza, incluso puede tener cabida la broma. El humor es importante. Reír es terapéutico.

Cuidar nuestras emociones es primordial. Cuidar nuestro cuerpo es reforzar nuestras defensas. Cuidar nuestra salud es prevenir y reducir los factores de riesgo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar