¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

¿A quién no le gusta la música?. Es la afición preferida de muchas personas, por delante de la lectura, el cine, el teatro, los museos o el ejercicio. Según un estudio, siete de cada diez personas escuchan música al menos una hora al día. Incluso muchos confiesan hacerlo mientras trabajan.

Mientras se hace deporte, se realizan labores o en el trabajo. La música es la afición preferida de muchos, un hábito que está muy por encima de cualquier otro, sobre todo porque permite hacer más cosas a la vez.

Según un estudio de la compañía Oi2, especializada en el cuidado auditivo, con motivo del Día Mundial de la Música, un gran porcentaje de personas escucha música al menos una hora al día, un hobby que gana la batalla en el campo del ocio.

De hecho, se sitúa por encima de otras aficiones como leer -la segunda en la lista, con un menor porcentaje de aficionados-, ir al cine o al teatro, o visitar museos o exposiciones, algo que disfruta un mínimo de gente.

Además, muchos confiesan escuchar música mientras trabaja, y otros mientras hacen ejercicio. Otros, sin embargo, buscan en la música desconectar, por eso prefieren escucharla para relajarse, y otras personas la utilizan para hacer más amenas las tareas del hogar o incluso estudiar.

Un hobby que puede resultar en algo muy benéfico

Desde Pitágoras a Aristóteles o Platón ya creían que la música puede influir a nivel físico y emocional, y estaban convencidos de que aumenta el bienestar social y mejora la calidad de vida. Hoy día los expertos confirman que es una gran medicina y que la música relajante reduce el dolor, aísla el estrés, estimula el cerebro e incluso facilita el sueño.

No obstante, aunque parece claro que resulta un bálsamo para el alma, existen discrepancias sobre si la música ayuda a concentrarse en algunas tareas como el trabajo. Uno de los últimos estudios del Instituto de Tecnología de Georgia (EEUU) concluye de hecho que no ayuda a memorizar, especialmente a las personas de mayor edad.