¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El bingo es uno de los juegos más populares en todo el mundo, un juego que se ha convertido en pasatiempo para muchas personas que disfrutan de llenar sus cartones de números y estar al tanto de las bolas que van saliendo del bombo.

El bingo tiene sus raíces en Italia, después se fue conociendo y ganando adeptos en Estados Unidos, España y en muchos países de América Latina.

Es un juego muy fácil de aprender y de jugar debido a su sencillez. Se compone de un bombo con bolas numeradas, cartones con números aleatorios impresos y rotuladores o fichas para tachar o tapar estos. Una partida consiste en extraer las bolas del bombo al azar y cantar su respectiva numeración. Los jugadores, provistos de cartones, tacharán el número cuando éste sea cantado por el cajero (persona que se encarga de la extracción de las bolas). Al completar una línea horizontal en un cartón, el jugador deberá cantar "línea" y se llevará un pequeño porcentaje del total recaudado con la venta de los cartones. Cuando un jugador consigue tachar todos los números de su cartón, tendrá que gritar "bingo" y se convertirá en el ganador de la partida llevándose, así, el porcentaje mayor de la recaudación en concepto de premio.

Este divertido pasatiempo tiene beneficios ya que ayuda a ejercitar nuestro cerebro. Una de las funciones más curiosas del bingo es que es capaz de desarrollar una mayor capacidad de memoria en las personas. Varias universidades de Estados Unidos han estudiado sobre el tema y han descubierto este hecho, puesto que repercute en las habilidades cognitivas de los jugadores y las mejora. De esa manera, un usuario que practique bingo con normalidad puede llegar a tener una agilidad mental superior al resto. El cerebro se estimula a través de la atención que hay que tener en los cartones y abandona el estrés.

Este juego de azar que estimula el entretenimiento y es bueno para nuestras habilidades mentales, también se usa como herramienta en los procesos de aprendizaje de las matemáticas y en la enseñanza de idiomas.

Con las nuevas tecnologías, el bingo es un juego que también se puede practicar de manera online o con máquinas especiales de bingo en los casinos.