¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Un pasatiempo no es solamente una actividad para "pasar el rato", dependiendo de la actividad que elijamos nos puede aportar diferentes beneficios, pero en su mayoría, tener una afición nos ayuda en muchas áreas de nuestra vida. Estos son los beneficios que podemos adquirir al practicar un pasatiempo:

  • Mejorar la salud mental: Tener la mente activa y ocupada en un pasatiempo nos ayuda a ser consciente de nuestras propias capacidades, a trabajar de forma productiva y a afrontar mejor las tensiones normales del día a día. Practicar un hobby crea reacciones químicas en el cerebro que nos ayudan a tener una buena salud mental, estando en alerta y mejorando nuestra concentración.
  • Reducir el estrés: Tal y como se ha comentado, una buena salud mental es imprescindible para afrontar y disminuir la tensión del día a día. Tener un hobby que practicar puede funcionar como válvula de escape y relax ante el estrés diario.

  • Fomentar las relaciones sociales: Muchos pasatiempos implican el contacto y la convivencia con otras personas. Una buena red social con quien compartir el tiempo y en quién apoyarnos nos hace más felices y mejora nuestra calidad de vida. Conocer personas que nos ofrecen apoyo, aprendemos de ellos, nos proporcionan diversión y entretenimiento, etc.

  • Desarrollar la creatividad: El sentirte satisfecho con tus logros ayuda a tener y practicar un pasatiempo que te llene. Practicar un hobby ayuda a enfrentarte a los problemas de la vida cotidiana de otra manera, amplia nuestra mirada y nos permite dar respuesta a las dificultades del día a día de otras formas. Esto está íntimamente relacionado con la capacidad de resiliencia. Te permite arreglártelas mejor cuando hay cambios profundos en tu vida, recuperarte fácilmente de los contratiempos, cambiar el estilo de vida e incluso tu actitud. Practicar un hobby contribuye también a ser más sabio y salir fortalecido de las situaciones complicadas. La mejor forma de potenciar la creatividad consiste en cultivar todo lo posible la alegría interior y concedernos permiso para disfrutar al máximo de cada actividad de nuestra vida.

  • Salir de la rutina y de la zona de confort: Para aprender, mejorar y avanzar es necesario enfrentarse a nuevas situaciones, y aprender un hobby puede ser un buen medio para lograrlo.

  • Combatir los síntomas depresivos y ansiosos: pueden aliviar el estado de ánimo o los trastornos del comportamiento.

  • Pueden contribuir a la prevención de enfermedades: Las aficiones que promueven la actividad física, mental y las relaciones sociales pueden retrasar el inicio de la demencia. Además promueven la activación corporal por lo que nos ayudan a mantenernos más sanos.

  • Promover el autoconocimiento: La práctica de un hobby te permite conocerte mejor, reflexionar y hacer frente a tus emociones. Será difícil llegar a dónde quieres sin atender a tus emociones.

  • Ejercita la paciencia: La práctica de tu hobby o afición nos permite mantenernos firmes ante contratiempos, contribuyendo a la gestión adecuada y eficaz de las emociones y pensamientos, así como también ayuda a la toma de decisiones.

  • Mejora el sentido del humor: La práctica de hobbies contribuye a la mejora del sentido del humor, dicen los psicólogos que una de las mejores técnicas de relajación que existe es un buen rato de reír a carcajadas. Reírse provoca que el cerebro segregue dopamina, la sustancia del amor y la ternura. El sentido del humor, como cualquier otra conducta, se aprende, se practica y se enseña, tanto el malo como el bueno. El contexto en el que se desarrolla la actividad de un hobby es idóneo para potenciar el sentido del humor, ya que es un contexto libre de estrés que se vincula con actividades de ocio.