¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

A unas cuantas semanas de estrenada, la película The Joker (El Guasón) ya es una de las favoritas del público con un alto porcentaje de aprobación, y la crítica especializada aclama la actuación de Joaquin Phoenix en el papel principal, incluso afirmando que el film es una “obra maestra del cine”.

The Joker o El Guasón es Arthur Fleck, un comediante sin éxito, ignorado por la sociedad que se vuelve loco con un cerebro psicótico y anarquista. Trabaja como payaso a sueldo y vive con su madre en Gotham City, una ciudad marcada por una brecha abismal entre ricos y pobres. Así es como Arthur vive en una sociedad rodeada de burlas y violencia que afecta directamente a su existencia.

En el reparto está Joaquin Phoenix encarnando a El Guasón, Robert De Niro como un exitoso presentador de televisión que se burla de Arthur en su programa, Zazie Beetz como el amor de Arthur, Frances Conroy como la madre de Arthur, Bill Camp como un policia de Gotham City y Dante Pereira-Olson como el jóven Bruce Wayne, quien se combierte en enemigo del Guasón: Batman.

Muchos críticos están de acuerdo en que Phoenix se sumergió por completo en la problemática mente de Arthur Fleck para darnos una actuación inolvidable que como mínimo debería merecerle una nominación al Oscar. Y es que su aportación al personaje fue hasta el punto de que Todd Phillips, director y co-guionista de The Joker, decidió ignorar una escena del guion cuando vio la improvisación del actor en la ya famosa escena del baño.

Phillips ya era consciente de que algo no encajaba en esa escena por lo que dio a Phoenix el ingrediente que necesitaba para regalarnos uno de los momentos más inolvidables de la película y el resultado ya es historia del cine porque queda en la memoria como una de las mejores escenas y nos muestra claramente la progresiva transformación de Arthur Fleck en el mítico villano del universo de Batman.