Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

La serie de Netflix “The wings Saga” sigue a Bloom (Abigail Cowen), un hada estadounidense pelirroja de ojos brillantes con un pasado misterioso que se inscribe en Alfea, una escuela de hadas legendaria en un lugar mágico no revelado.

Lo que nos da una pista del lugar al que llega es el acento británico de todos los que ahí se encuentran. Bloom es hermosa y valiente, una combinación que inmediatamente llama la atención de Sky (Danny Griffin), quien es tanto el chico más popular de la escuela como el reciente ex novio de su celosa compañera de habitación, Stella (Hannah van der Westhuysen). A diferencia de sus compañeros, Bloom se enteró recientemente de sus poderes cuando perdió el control y prendió fuego a la casa de su familia. Aún así, sus maestros están de acuerdo en que ella tiene un potencial increíble como nadie más en la escuela, un hecho confirmado una vez que Bloom acepta sus poderes en lugar de huir de ellos.

En teoría, “Fate: The Winx Saga” - del productor de “The Vampire Diaries” Brian Young - es una adaptación de la caricatura italiana de Iginio Straffi “Winx Club”, que terminó en Nickelodeon.

La versión de Netflix no es exactamente apropiada para la audiencia infantil que era la caricatura original, sino que más bien está dirigida al público adolescente y adulto.

The Winx Saga es un drama juvenil de fantasía que se ha quedado atascado en el puesto número uno de Netflix desde su debut el 22 de enero. Al seguir a un grupo de hadas adolescentes mientras reciben entrenamiento para luchar contra monstruos y defender el mundo en la escuela Alfea, el programa esencialmente combina las mejores partes de la serie de Harry Potter: adolescentes que aprenden a aprovechar sus poderes en un internado mágico, y The Craft: mujeres jóvenes que descubren las profundidades de su propia fuerza. Traducción: Es adictivo, enriquecedor y muy divertido, y aquellos que ya han visto los primeros seis episodios ya están pidiendo más.