¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Si hay un estilo de decoración de interiores que seduce por su naturalidad, sencillez y autenticidad, ese es sin duda, la decoración mediterránea.

 Introduce en tu hogar la frescura y calidez de los ambientes mediterráneos, aunque estés a muchos kilómetros de este ambiente. Gracias al estilo mediterráneo vas a poder crear espacios llenos de vitalidad y de color.

 Como ya podemos adivinar por el nombre de este estilo, la decoración mediterránea se basa en las zonas costeras mediterráneas de España, Grecia, Italia, Turquía y Norte de África. Y las claves que tienen en común todas estas zonas son la luminosidad, el colorido y la frescura.

Características:

  1. Las raíces de este estilo mediterráneo no provienen de las villas de vacaciones, sino de casas locales cuyo mobiliario es sencillo, natural y a veces ligeramente ordinario.

  2. Las casas mediterráneas tienen un estilo de vida abierto, con los espacios de cocina, comedor y salón juntos en la misma área.

  3. Los espacios abiertos en el interior, donde quiera que existan, retoman las formas suaves de los arcos árabes.

  4. Son un legado de siglos durante los cuales los musulmanes gobernaron muchas tierras mediterráneas, incluyendo España.

  5. Las puertas y ventanas siempre abiertas para permitir que entre la brisa y desdibujar los límites entre interior y exterior.

Como vemos, una de las claves del estilo mediterráneo es la claridad, así que debemos potenciar al máximo la entrada de luz natural en nuestros hogares. Así que fuera cortinas de tejidos espesos o la colocación de muebles cerca de las ventanas que puedas impedir la entrada de los rayos del sol.

Potencia igualmente la iluminación de las estancias gracias al efecto del color de las paredes. Éstas deben ser sobre todo blancas, aunque si quieres desmarcarte un poco puedes optar por un gris o un azul muy claro, tendiendo casi al blanco. Este color no solo potenciará la luz, sino que proporcionará frescura a los ambientes.

 Para los complementos buscaremos accesorios de colores más vivos, pero siempre que recuerden a los entornos del Mediterráneo. Con ello estamos hablando de colores como la aguamarina, el verde oliva o el ocre. Y además de los colores, también cuidaremos la cantidad de elementos, que nunca deben ser demasiados para evitar la sobrecarga. El estilo mediterráneo también necesita de limpieza visual.

Pasemos a materiales clave del estilo mediterráneo. Para los muebles, la madera es el elemento estrella de la decoración. Para las paredes por su parte, el yeso o la piedra quedarán estupendos. Y si también te planteas cambiar el suelo, la terracota, la madera o los azulejos quedarán fenomenales.

 Las flores frescas y las plantas de interior coloridas también son elementos más que bienvenidos. 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar