¡Vende tus productos ONLINE!  


Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

a comer

Legó el momento tan esperado de enseñarle a tu pequeñito a comer por sí solo, ¡qué emoción! Te preparas, lees todo lo que puedas al respecto, desde cómo hacerle una comida que pueda manipular fácilmente con sus manitas regordetas y ves fotos hermosas de niñitos comiendo con tenedor limpiamente.

Aquí es donde te das cuenta que no todo es como lo pintan, y que esas manitas regordetas, en vez de agarrar el tenedor y tomar los chícharos para llevarlos a su boca, agarran los chícharos y los tiran a la pared, al perro, a la ventana, a tu cara, en fin, se hace un desastre y tú empiezas a desesperarte.

No te estreses, esto va a pasar, es algo nuevo y tiene gran curiosidad de sentirlo con todo su cuerpo, y así va a ser, cuando lo metas a bañar, van a salir chícharos hasta de sus orejas. Lo que si puedes hacer es prepararte tú. Pon un mantel de servitoallas grueso abajo del plato y si le das de comer en una silla alta, tapiza la parte de abajo con papel periódico, es más fácil limpiar el desorden de esta forma que tener que limpiar a cada rato. No te pongas ropa que sabes, te molestará que se ensucie, o ponte un delantal. Deja que te vea comer, ellos aprenden por imitación, haz movimientos exagerados cuando agarras los cubiertos. Es un proceso largo y sé que te van a dar ganas de quitarle el tenedor y darle de comer tu misma, evita hacer esto y deja que avance a su propio paso. Lo que no debes hacer es estresarte, debes imprimir en el pequeño, la idea de que la hora de comida es un momento de gusto y placer donde se puede aprovechar para estar tranquilamente con todos los miembros de la familia.

Así que ¡adelante! ármate de paciencia, papel periódico y muchas servilletas y trapos, y sobre todo, toma muchas fotos, cuando sea grande se las podrás enseñar y se van a reír mucho de esa experiencia tan singular.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar