Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El estrés es una afección que aqueja a muchas personas, 9 de cada 10 personas sufren y son afectadas por el estrés hoy en día. En estos meses de confinamiento por la pandemia, la mayoría están estresados.

Como mujeres nos enfrentamos a la rutina diaria, la presión del trabajo, el cuidado y atención del hogar, las finanzas, los hijos y la pareja, además de estar encerradas y bombardeadas de noticias de los últimos acontecimientos referentes a la pandemia.

Son muchas las causas que nos llevan a un estado de estrés. Es por eso por lo que el cuerpo constantemente nos manda señales de que algo no está funcionando bien y es importante prestar atención a estos síntomas para tomar cartas en el asunto.

Lo primero es tomar las riendas de tu vida, hacerte consciente de todos tus actos.

En cuanto al trabajo, si te sientes presionada y estas mucho tiempo sentada, haz un paréntesis y realiza estiramientos de piernas y brazos para aliviar la tensión, párate y camina por unos minutos, concéntrate en realizar respiraciones profundas, esto ayuda a relajarte.

Estar informado acerca del COVID-19 y detener la propagación de rumores puede ayudar a reducir el estrés y el estigma. Entender el riesgo para usted y sus seres queridos puede ayudarlo a conectarse con los demás y lograr que un brote resulte menos estresante.

En tu hogar, comparte con tu familia las labores domésticas, un poco de ayuda no nos viene mal y es importante delegar las tareas para no sentirte tan presionada.

Haz ejercicio, camina más, practica yoga o meditación, come saludable, incorpora frutas y verduras a tu alimentación, una dieta saludable protege de los efectos del estrés.

Crea un espacio para ti en algún lugar de la casa, donde puedas estar un rato a solas, para meditar, escuchas música, leer un libro o simplemente mirar por la ventana. Esto ayuda a bajar la tensión que tienes acumulada en el cuerpo.

Ríete más, la risa es una forma de relajarse y soltar las tensiones, además de ayudar a oxigenar el cuerpo y el cerebro.

¡Toma el control de tu vida y busca la forma de relajarte y cuidarte!  

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar