Paige Bradley es una escultora estadounidense de formación clásica conocida por sus representativos bronces figurativos. Se hizo conocida popularmente por su concepto de escultura, Expansión, una obra de bronce y electricidad que representa la figura de una mujer en una posición de piernas cruzadas con luz que emana de grietas en su cuerpo.

En 2014, Expansión fue nombrada como una de las 25 esculturas más creativas del mundo.

 

 

¿Pero cómo surgió esta pieza? Esta es su historia contada por la creadora.

"Concebí esta pieza cuando me mudé a Manhattan", dice. "Estaba un poco sorprendida por el poder de los curadores y los críticos y la forma en que todos tenían un punto de vista antifigurativo sobre lo que consideraban una obra digna.

Así que muchas de estas personas sentían que todo lo figurativo ya se había hecho y quedado atrás, y el verdadero arte iba de ser un "visionario" en lugar de simplemente mostrar habilidad, exactitud o talento en general.

Por lo tanto, las figuras habían desaparecido en general de las galerías, museos, colecciones importantes, ferias de arte y otras exposiciones. Los pocos que quedábamos, no encontrábamos sitio para exponer y no se escuchaba nuestra voz.

Muchos escultores figurativos comenzaron a dar clases, como si eso fuera todo lo que podían hacer".

"Si quería permanecer en el campo del arte, sabía que tenía que unirme a mis contemporáneos y hacer arte "contemporáneo".

Sabía que era el momento de dejar de lado todas las habilidades finamente ajustadas que había adquirido a lo largo de los años, y confiar sólo en el proceso de crear arte.

El mundo del arte me decía que tenía que romper mis cimientos, derribar mis muros, exponerme por completo, y desde allí encontrar la verdadera esencia de lo que tenía que decir".

"Así que, literalmente, tomé una escultura de cera en perfecto estado (una pieza que había esculpido con precisión lo largo de varios meses). Una imagen de una mujer meditando en posición de loto, y la dejé caer al suelo.

Destruí lo que yo misma hice. Iba a dejar que todo se perdiera. Me dio miedo. Se rompió en muchos pedazos. Mi primera sensación fue: ¿Qué he hecho? Entonces, confié en que esos pedazos se unirían de nuevo como yo imaginaba".

"Fundí todas las piezas en bronce y las monté de manera que flotaran separadas entre sí.

Luego llamé a un especialista en iluminación y construimos un disparatado sistema de luces para hacerla brillar desde el interior.

Resultó aún mejor de lo que pensaba. Y lo mejor es que la imagen de Expansión significa mucho para los muchos que la ven. ¡Recibo emails muy amables de felicitación todos los días! Siento que en realidad hice correctamente mi trabajo".

Versiones de la pieza original se pueden ver en el Panter and Hall Fine Art de Londres, o en la Classic Art Gallery de Palm Desert, California.