Chavela Vargas nació el 17 de abril de 1919 en San Joaquín de Flores, Costa Rica y posteriormente se nacionalizó mexicana.

Comenzó a cantar a los 14 años dando sus primeros pasos en Costa Rica país donde creció. Partió a los 17 años sola y se identificó con el México de los años 50. Huía de los rumores en un pueblo que no entendía que una mujer usara pantalones y de un país que no supo, según ella, valorar su talento.

Más que por sus canciones y su voz cavernosa, la mexicana Chavela Vargas será recordada como una mujer que al no tener abuelos que le contaran historias inventó las suyas y las vivió de manera rebelde. No es casual que el poeta Joaquín Sabina le llamara «gata valiente de piel de tigre» en la canción escrita en su honor.

Chavela Vargas sorprendió por su actitud desafiante y su apuesta radical, no solo fue su apariencia la que se saltaba las reglas establecidas, la rebeldía fue la única compañía que tuvo.

A los 41 años empezó a cantar profesionalmente. Llegaron los discos y melodías como La Llorona, Somos, Luz de luna o Canción de las simples cosas.

La artista estuvo durante 12 años alejada de la canción, de los escenarios y casi de la vida, por culpa del alcoholismo. En su regreso dijo: "Salí de los infiernos, pero lo hice cantando".

Chavela Vargas volvió a cantar a principios de los noventa. Manolo Arroyo la redescubrió en El Hábito, en Coyoacán, donde cantaba, y la llevó a España. A partir de ahí, el éxito. El director español Pedro Almodóvar le dio la bienvenida y le ofreció participar en su producción La flor de mi secreto. A partir de ese momento, los títulos y reconocimientos mundiales dan alegría y fe a su trayectoria musical. Fue intérprete de cabecera para Joaquín Sabina.

Conocida en México como "la Vargas", actuó en importantísimos escenarios como el Olimpia de París, el Carnegie Hall y el Palacio de Bellas Artes de México.

A los 81 años, en una entrevista para la televisión colombiana en el año 2000, expresó abiertamente que era lesbiana. En diciembre de 2009, en coautoría con María Cortina, se presenta el libro Mis verdades, que narra a modo de entrevista, los acontecimientos más trascendentes de su vida. Chavela Vargas falleció en Cuernavaca, Morelos, México el 5 de agosto de 2012.