Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Tienes 35 años o más, eres una mujer económicamente independiente, sabes lo que quieres y lo que no quieres en una relación, si tienes hijos, ellos ya son más autosuficientes y tú te encuentras soltera y en búsqueda de pareja.

Quieres que esa pareja te ayude a saciar algunas necesidades, desde románticas hasta sexuales.

Lo primero que quieres es que te sea muy atractivo, que no haya complicaciones y definitivamente buscas que sea más joven que tú porque quieres tener el poder dentro de la relación. ¿Te identificas? quizá seas una Cougar y no lo sabías.

Se les conoce a las mujeres Cougar como aquellas que buscan una pareja mucho más joven que ellas, por lo regular son mujeres de más de 30 años que no buscan tener el papel de madres o ya lo fueron y buscan emociones diferentes al estar con compañeros de al menos 5 años menores que ellas. Hoy en día es normal y cada vez se ven más mujeres con estas características, antes solo se le dejaba esta diversión al sexo masculino y lo común era ver hombres de más de 40 con jovencitas de 25. Si estas listas para aventurarte en una relación de este tipo aquí verás algunos consejos que te harán esta hazaña más fácil.

Antes que nada, no ocultes tu edad, a los jóvenes que les gustan las mujeres Cougar buscan precisamente eso, una mujer mayor con experiencia, en muchos casos son parte de su fantasía el entrar a una relación así. Cuida tu arreglo personal, mantente sensual sin caer en lo vulgar, si intentas vestirte y actuar como una jovencita de 25 se pierde el brillo de esta aventura. Utiliza ropa que te favorezca y mantén estilos modernos, el hecho de que tengas 40 años no quiere decir que te vistas con los vestidos largos, hampones y floreados de ama de casa que usa tu mamá.

La parte más importante de una Cougar es la actitud. El ser independiente tanto económicamente como emocionalmente es lo que verdaderamente llama la atención de una mujer. Que no te importe el qué dirán, debes sentirte cómoda con tu decisión, demuestra confianza en ti misma y siempre camina con la cabeza en alto. Si ya entraste en una relación con alguien menor que tú, mantén siempre las riendas de esta, tú decides que hacer, que no hacer, esta es tu aventura, no la de él.

Así que ¡adelante! diviértete y disfruta de esta nueva etapa en tu vida.

Psicóloga por la Universidad Iberoamericana Diana De León

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar