Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Ya sea que llegues del trabajo o pases el día en casa trabajando y lo único que quieras es sentirte relajada y que todo a tu alrededor transmita buena vibra, lo que puedes hacer es comenzar a usar colores alegres y diseños optimistas.

Ya hemos hablado en esta sección que gracias a diferentes estudios, sabemos que los colores tienen un impacto en nuestro estado anímico y en nuestro bienestar:

El azul se asocia a la calma y la relajación, el naranja se asocia al impulso y la positividad, y el verde se asocia a propiedades curativas y a la recuperación de ánimo, El amarillo es un color alegre e innovador que recuerda al sol por lo que transmite energía y optimismo, El rojo es un color cálido y dominante que estimula, Los neutros son colores que sirven para dar equilibrio y armonía ya que son complemento de otros colores.

Cada vez hay más diseñadores que utilizan los colores para aportar optimismo y vitalidad a su creación, de la misma forma puedes tú misma hacerlo en tu hogar.

 

 

Una idea sería pintar las paredes de amarillo si tu hogar tiene poca luz natural. Otra opción es pintar en blanco o un color neutro e ir colocando objetos decorativos de colores que den vitalidad, como el amarillo, el rosa, el naranja o el verde, en sus matices más intensos.

También para las menos atrevidas, está la opción de pintar las paredes en colores intensos y muebles neutros.

Se pueden usar colores y trazos ingenuos, que imitan a los de un niño. Este tipo de diseño está en pleno auge, se llama “naif” y no es solo para las habitaciones de los pequeños. Con este diseño se busca la vuelta a la infancia, la sensación de protección y el confort. Es un estilo divertido y espontáneo lleno de imaginación, juvenil y que aporta optimismo y vitalidad.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar