¡Vende tus productos ONLINE!  


Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 Al final del día, cuando llegamos a casa después de un arduo día de trabajo o de nuestras diferentes actividades, lo primero que se antoja, es quitarnos los zapatos. Esto ayuda a sentir un gran alivio en los pies, sin embargo, a veces no es suficiente porque sentimos dolor.

Ya sea porque el calzado es nuevo, o por que usamos zapatos altos (sobre todo si estas paradas todo el día), los pies lo resienten.

Tips para que tus pies te agradezcan y te sientas más cómoda:

- Sumerge los pies en agua. Lo primero que tienes que hacer es llenar un recipiente donde quepan tus pies, con agua tibia y añadir sal de mar o sales de baño, lo que prefieras y tengas a la mano. Deja los pies en el agua de 10 a 30 min. En este tiempo consiéntete, bebe un rico té y lee un buen libro.

- Una vez transcurrido el tiempo de los pies en el agua, sécalos muy bien. En este proceso tus pies se sentirán muy relajados. Lo siguiente es ponerles crema, hay muchas especializadas, lo recomendable es alguna que tenga un poco de menta para ayudar a que los pies se refresquen y reconforten.

- Finalmente, cuando sea el momento de ir a descansar, recuéstate en la cama y pon debajo de tus pies una almohada de forma que éstos estén un poco elevados. Reposa durante 10 minutos, tus pies estarán renovados. Lo ideal será repetir el proceso 2 veces por semana.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar