¡Vende tus productos ONLINE!  


Últimos Tips para la Mujer


Artículos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

perrogato

 Tanto perros como  gatos son los animalitos más populares para tener como mascotas. Siempre hay opiniones sobre si los perros son más fieles , si los gatos son más cariñosos, si los perros son más inteligentes, etc. Pero si prefieres tener como mascota a uno de los dos, esto dependerá de tu personalidad. De acuerdo a un nuevo estudio, de la Universidad John Carroll, en Wisconsin, E.U.A., las personas que prefieren a los gatos y quienes prefieren a los perros, sí tienen personalidades distintas.

 Perros:

Las personas que se deciden por tener a un perro o a varios como mascotas es porque son personas cariñosas, que les gusta tener compañia. Las personas que afirmaron preferir a los perros mostraban una tendencia a ser más animados, es decir, eran más energéticos y extrovertidos, también tendían a seguir las reglas.  Las personas que prefirieron a los perros como mascota son un 11 % más meticulosos que las personas que prefirieron a los gatos. El rasgo esta asociado con la auto-disciplina, término de tareas, y apuntar hacia el éxito. Te gusta resolver lo que tiene que ser resuelto, lo haces y lo tachas de tu lista de quehaceres.

Gatos:

Los participantes que preferían a los gatos, eran más introvertidos, sensibles y tenían la mente más abierta, también mostraron tendencias a ser menos conformistas, y una preferencia a ser más oportunistas en vez de seguir las reglas. En los resultados también calificaron más altos en inteligencias que los que escogieron a los perros. Los gatos son animales independientes, tímidos y precavidos, si tu eres similar, es posible que prefieras un animal parecido a ti.

 Según el reporte, presentado en la reunión de la Asociación para la Ciencia Psicológica, una de las razones por las cuales existen estas diferencias de personalidad podría estar relacionada con el entorno que una persona que prefiere a los perros o gatos. Por ejemplo, los dueños de perros tienden a salir a pasearlos, mientras que el dueño de un gato puede quedarse en casa leyendo un libro debido a que su mascota no requiere de paseos.

A pesar de los estudios, podríamos esperar a tener más información antes de decir con seguridad  sí las personas que prefieren los gatos tienen ciertos rasgos de personalidad, o las personas que prefieren los perros tienen otros rasgos, ya que también dependerá de otros factores como el tipo de perro, porque no todos los perros tienen el mismo nivel de energia, ni las mismas necesidades.

 

Lo que si podemos afirmar con mayor seguridad al enterarnos sobre los resultados de estas investigaciones es que respaldan más el dicho de “Todo se parece a su dueño”.

pg


 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar