Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

haymanzanas

 

Vivimos en pleno boom de los celulares, hay quien tiene dos o hasta tres, sin embargo, han perdido su utilidad original, es decir, se utilizan casi para todo menos para hacer llamadas, después de todo, ¿quién ha de querer hacerlas?, son demasiado caras y las ofertas pocas; así que, es preferible enviar un mensaje que, en teoría, sale más barato. Pero el tema que nos compete no es la telefonía móvil y sus ofertas, sino el hecho de que precisamente al escribir mensajes por medio de los celulares, solemos hacerlo rápido, abreviando las palabras e incluso escribiéndolas mal para ahorrar espacio y tiempo.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

idiomas Desde tiempos remotos, la juventud ha sido el “divino” tesoro al que todos los seres humanos nos negamos a renunciar. En tiempos modernos, la ciencia, y sobre todo la industria de la belleza, ha gastado miles de millones de dólares en la búsqueda de fórmulas “mágicas” para retrasar el envejecimiento. ¿Cuántas veces no hemos escuchado los supuestamente sabios consejos de alguna amiga “graduada con honores” por sus muy elevados conocimientos en la materia diciéndonos: “Te recomiendo la crema fulana, hace maravillas”?… ¡Y ahí vamos de obedientes a probar en nuestra propia piel todo tipo de aceites de hígado de cuanto animal ha sido sacrificado!

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

escribir

Escribir bien es una habilidad que nos permite expresar nuestras ideas con exactitud y argumentos sólidos. No es difícil lograrlo, simplemente hay que practicar leyendo. Al hacerlo, logramos ampliar nuestro conocimiento y nuestro vocabulario.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

sombrasMucho se ha hablado del éxito literario más grande de la década, “Cincuenta sombras de Grey” de la escritora E.L. James. Se le ha catalogado desde “peligroso manual para hombres”, “culto a la sumisión femenina” hasta llegar a “obra de arte”, pero si lo analizamos bien, no lo es tanto dada la escasa calidad literaria de la trilogía. Sus componentes literarios no requieren ningún esfuerzo intelectual para su comprensión. Su adaptación a la pantalla aligera el contenido sexual del libro para adecuarse a la moral de Hollywood. Este libro, pobre y previsible en su contexto no cuestiona ni aporta nada. Pero las cosas no siempre fueron así. La literatura erótica más grande de todos los tiempos atacaba de manera apabullante el status quo de la sociedad.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

intelectual3

La mujer intelectual no es simplemente aquella que lee un montón de libros y va por el mundo criticando ferozmente a aquellos que gustan del cine hollywoodense y a quienes se sienten atraídos por la ropa de marca. Tampoco es aquella que viste de gamuza, botas, usa bufandas y apenas se peina. No, la mujer intelectual, es aquella que en esencia es naturalmente auténtica, reflexiva y crítica. La mujer intelectual propone, participa, expone ideas, debate, argumenta… La mujer intelectual no busca copiar modelos “intelectualoides” del pasado con el fin de ser parte de una élite.