Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Con la llegada de un nuevo año todos hemos tenido ese sentimiento de ser mejores y cambiar aquello que creemos que podemos mejorar de nosotros mismos.

Hemos tenido charlas con familiares y amigos acerca del tema de la vida, donde creamos motivación y metas; para lograr lo mejor en la vida se ha escrito y dicho mucho, no es negativo hablar de ello y sacar propósitos, lo malo es que sólo se queda en el hecho de hablar.
Existen personas que pueden sacar una tesis doctoral sobre cómo vivir, y otras que platican de ésta con gran perfección y hermosura; sin embargo, algunos en realidad no saben vivir o viven infelices y abrumándose en exceso por sus problemas, esto sucede porque en realidad no ponen en práctica nada de lo que dicen. 

La acción de vivir en plenitud es 100% práctica, no basta con tener mucha teoría o consejos, si no existe el propósito real de practicarlos, realizarlos, entonces todo lo anterior sería perdida de tiempo.
Solamente se aprende a vivir viviendo, cierto que tendremos caídas, pero tomándolas con calma y sin abrumarnos nos será más fácil salir adelante, por tanto, seamos fuertes y valientes. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar