¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

intelectual3

La mujer intelectual no es simplemente aquella que lee un montón de libros y va por el mundo criticando ferozmente a aquellos que gustan del cine hollywoodense y a quienes se sienten atraídos por la ropa de marca. Tampoco es aquella que viste de gamuza, botas, usa bufandas y apenas se peina. No, la mujer intelectual, es aquella que en esencia es naturalmente auténtica, reflexiva y crítica. La mujer intelectual propone, participa, expone ideas, debate, argumenta… La mujer intelectual no busca copiar modelos “intelectualoides” del pasado con el fin de ser parte de una élite.

El papel de la mujer intelectual ha sido definitivo para el desarrollo cultural, social, artístico y político a través de los años. Tomemos ejemplo de muchas mujeres que fueron símbolo del libre pensamiento ante la intolerancia de la época. Mujeres que no se “disfrazaron”, mujeres cuyas ideas y pensamientos las llevaron a manifestar su intelecto de la forma más pura. Hagamos lo mismo hoy en día, que nuestro intelecto se exprese tal cual, sin esconderse atrás de etiquetas impuestas.

Lo importante aquí es que nunca se confunda el concepto de mujer intelectual con moda. ¡El intelecto de la mujer no va y viene como una moda! Usar gafas está de moda, sin embargo eso no te hace intelectual, leer libros de autoayuda, por ejemplo, no te quita lo intelectual… No caigamos en estereotipos… Tal vez, lo que nos lleve a una verdadera intelectualidad no es nuestra apariencia, ni la profesión que elegimos, ni tampoco el grado académico que obtuvimos, más bien es la capacidad de evaluar de manera racional lo que está sucediendo a nuestro alrededor. Para lograrlo hay que comprender primero que el mundo se compone de una y mil formas de pensamiento…


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar