Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El villancico más antiguo, que registra la historia de la música es "Iesus Refulsit Omnium", (Jesús, luz de todas las naciones) data del siglo IV, y su letra se le atribuye a san Hilario de Poitiers.

El más conocido, en cambio es "Noche de paz". Su título original es "Stille nacht, heilige yach" y fue escrito, podría decirse "accidentalmente" por el sacerdote austriaco Joseph Mohr quien al ver que se había malogrado el órgano de su parroquia, la capilla de San Nicolás, ubicada en la pequeña población de Oberndorf, decidió escribir un canto que pudiera interpretarse con guitarra en la misa de gallo. Aparentemente, fue Mohr quien le pidió a Gruber, un maestro de escuela y organista, componer una melodía para su poema, y los dos entonaron juntos la canción en la Misa de Gallo de 1818 en Oberndorf, acompañados por una guitarra.

Fue así como la navidad de 1818 se cantó por primera vez "Noche de Paz", actualmente traducido a 330 idiomas.

Poco después los caminos de los dos amigos se separaron, sin imaginar la gigantesca expansión de la audiencia que iba a tener su obra conjunta.

"Noche de paz" es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, himno universal de la paz, bien cultural internacional y legado musical.

El 24 de diciembre de 1914 la entonaron cientos de miles de soldados de diversas naciones en su idioma natal, desde las trincheras de la Primera Guerra Mundial, en unas horas de tregua apodadas «milagro de hermandad».

 

NOCHE DE PAZ (VILLANCICO)

Noche de paz, noche de amor,

Todo duerme en derredor.

Entre sus astros que esparcen su luz

Bella anunciando al niñito Jesús

Brilla la estrella de paz

Brilla la estrella de paz.

 

Noche de paz, noche de amor,

Todo duerme en derredor

Sólo velan en la oscuridad

Los pastores que en el campo están;

Y la estrella de Belén

Y la estrella de Belén.

 

Noche de paz, noche de amor,

Todo duerme en derredor;

sobre el santo niñito Jesús

una estrella esparce su luz,

Y brilla sobre el Rey

Y brilla sobre el Rey.

 

Noche de paz, noche de amor,

Todo duerme en derredor

Fieles velando allí en Belén

Los pastores, la madre también.

Y la estrella de paz

Y la estrella de paz.

 

Noche de paz, noche de amor,

Todo duerme en derredor.

Entre sus astros que esparcen su luz

bella anunciando al niñito Jesús

Brilla la estrella de paz

Brilla la estrella de paz.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar