¡Vende tus productos ONLINE!  


Últimos Tips para la Mujer


Artículos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Todas somos diferentes, a algunas nos gustan las actividades tranquilas y a otras nos gustan las aventuras. Para las mas intrépidas y audaces, hoy les voy a comentar sobre lo que es el Rappel.

Su origen se atribuye a Jean Esteril Charlet, un guía de Chamonix, Francia que vivió de 1840 a 1925. Él creó la técnica básica de este deporte y desde entonces muchos métodos se han desarrollado.

El rappel, que es un sistema de descenso por superficies verticales, incrementó su popularidad en la década de 1960 y en 1980 ya estaba en su apogeo.

Se utiliza en lugares donde el descenso de otra forma es complicado o inseguro. El rappel es el sistema de descenso autónomo más ampliamente utilizado. Para realizar un descenso se requiere, además de conocer la técnica adecuada, llevar consigo el arnés y un descensor.
El rappel es utilizado en excursionísmo, montañísmo, escalada en roca, espeleología, barranquísmo y otras actividades que requieren ejecutar descensos verticales.

El rappel te permite controlar tu propio descenso después de haber practicado la escalada en roca. Y ya que tienes todo el control, puedes hacerlo sin un compañero de escalada. Para practicarlo de manera eficiente es necesario aplicar correctamente la técnica, tener la habilidad de enfrentar el riesgo y prestar atención a los alrededores.

El equipo utilizado se conforma de casco, zapatos antideslizantes, guantes, arnés, cintas con las que se va a controlar la velocidad de caída y mosquetones o anillas de acero. Usar coderas, rodilleras, y ropa cómoda y larga, sirve para evitar lesiones.

Hay diferentes lugares para practicar rappel; lugares cerrados como escalodromos, donde hay instructores que te guiarán. También se puede practicar al aire libre, en zonas rocosas y montañosas. Busca en tu ciudad.

Éste puede ser un gran pasatiempo, ya que te brinda un amplio contacto con la naturaleza y entre los beneficios que se obtienen al practicarlo están el que te ayuda a fortalecer diferentes partes del cuerpo, se quema grasa al mismo tiempo que se fortalecen los músculos, se adquiere resistencia cardiovascular y flexibilidad. Mentalmente este entrenamiento desarrolla la capacidad de concentración, mejora la confianza, la autoestima y el aprender a tomar decisiones.