¡Vende tus productos ONLINE!  


Últimos Tips para la Mujer


Artículos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

el castigo

A la hora de educar a nuestros hijos nos encontramos que muchas veces no sabemos ni cómo empezar. Sabemos cuáles son las conductas que no son apropiadas y cuáles son las que queremos que repitan, pero muchas veces, sin querer, a la hora de repartir castigos, estamos reforzando los malos patrones de comportamiento y ni cuenta nos damos.

¿Te ha pasado que cuando más le dices que no haga o diga algo, más se aferra a hacerlo? Si te ha pasado, no te preocupes, muchas hemos pasado por ahí.

Cómo método tradicional de educación en casa están los reforzamientos positivos y negativos. Esto es una acción que hacemos para aumentar o disminuir una conducta. Hay 4 tipos:

Refuerzo Positivo - Se le da un gratificante o premio al niño cuando hace una acción que queremos que se repita. Por ejemplo: tu hijo hace algo que consideras bueno y le das un regalo, un dulce, le dices "muy bien", lo llevas al cine etc., le das algo que sabes que le va a gustar.

Refuerzo Negativo - Le quitas algo que le molesta al niño en el momento que hace una buena conducta. Por ejemplo: tu hijo hizo algo bueno, le dices que ese día puede dejar en su plato una o dos verduras que no le gustan, le regresas un juguete que le habías castigado previamente.

Castigo Positivo - Le das algo malo al niño cuando tiene una mala conducta. Por ejemplo: si se portó mal, le das trabajo extra que no le guste, lavar los platos, El chiste aquí es darle cosas que no le gustan.

Castigo Negativo - Le quitas algo al niño cuando hace algo mal. Es la más común de todas, cuando tiene un mal comportamiento le quitas las horas de televisión, los dispositivos electrónicos, las horas de juego.

Para que este método te resulte efectivo es importante combinarlos, porque si solo te pasas castigando negativamente, el niño se acostumbra a no tener las cosas que le gustan, te podrá servir por un tiempo, pero a la larga se vuelve inefectivo. Tienes que combinar con un refuerzo positivo, si hizo algo bien, dale un premio, si hace algo mal, no solo le quites cosas, dale cosas que no le gustan.

En fin, esto es de prueba y error, ve intentando varias combinaciones y observa que te va sirviendo mejor, llegará un momento en que vas a conocer muy bien a tus hijos y sabrás como manejar todas sus conductas. ¡Suerte!


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar