¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

En el marco del Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres (PROEQUIDAD), uno de los objetivos específicos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) es: “Fomentar la igualdad de oportunidades económicas entre hombres y mujeres.

Esto lo hace a través de la promoción de medidas programáticas de carácter afirmativo desde la perspectiva de género”, que contribuyan a eliminar los principales problemas que enfrentan las mujeres al integrarse en el mercado laboral, como son:

  • La doble jornada,

  • La discriminación salarial,

  • La segregación ocupacional y

  • El hostigamiento sexual,

Todos ellos tienen su origen en la construcción social del género, es decir, en los atributos, los estereotipos, los valores, las funciones y los roles (productivo para los hombres y reproductivo para las mujeres) asignados a partir de sus características biológicas. De tal manera que la diferencia física se transforma en desigualdad, expresada en prácticamente todos los ámbitos del desarrollo humano. En este contexto, es fundamental la apertura de nuevos espacios de oportunidad para el acceso y permanencia de las mujeres en el ámbito laboral, en igualdad de condiciones que los hombres, mediante el desarrollo de su capital humano entendido como el conjunto de conocimientos, cualificaciones, competencias, características y capacidades individuales que inciden en su bienestar personal, familiar y social; así como la creación de una cultura de equidad y justicia social que reconozca el valor del trabajo productivo y reproductivo femenino para el adelanto económico en México. Por ello es necesario conocer el papel o contribución femenina en el mercado de trabajo, algunas de sus características y las principales barreras que limitan su desarrollo profesional y su participación en la toma de decisiones.

¿Qué quieren lograr?

Promover la independencia y los derechos económicos de las mujeres, e incentivar su capacidad productiva.

Facilitar el acceso de las mujeres en condiciones de igualdad con los hombres, a los recursos, el empleo, los mercados y el comercio.

Eliminar la segregación en el trabajo y toda forma de discriminación de las mujeres en el empleo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar