¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Un buen elemento o trabajador es valorado por todas las empresas. El mejor elemento no es el que más trabaja, sino el que lo hace mejor. Para ello es indispensable, además de contar con las habilidades necesarias para el puesto, una actitud buena y positiva ante la vida y ante el trabajo.

¿Cuáles son las claves para ser un buen empleado?

Equilibrio entre la vida personal y laboral

La vida de un trabajador no es perfecta, nadie lo es, pero un trabajador que tiene la capacidad para que su casa y su trabajo estén en armonía, es un trabajador contento y esto hace que se desempeñe mejor en su puesto de trabajo. Si queremos ser un buen elemento en el trabajo debemos desarrollar nuestra labor profesional sin que ello perjudique la vida familiar y viceversa.

Trabajar en equipo

Un buen elemento en la empresa es aquél que se lleva bien con sus compañeros de trabajo y sabe trabajar en equipo. No es necesario que seamos amigos de todos nuestros compañeros de trabajo, pero si ser respetuosos y cordiales para tener buenas relaciones laborales. El saber trabajar en equipo hace que exista un mejor ambiente de trabajo y eso beneficia a la empresa.

Ser responsable y cumplir con las funciones encomendadas

Una persona responsable no necesita que le recuerden cuáles son sus funciones ni lo que debe hacer, siempre está trabajando y realizando sus tareas de manera organizada. De nada sirve llevarse bien con tus compañeros si se deja el trabajo sin hacer. Cumplir con la tarea encomendada es el primer objetivo.

Interés por mejorar las competencias

Algo que caracteriza a un buen elemento es la actitud positiva ante cualquier situación y las ganas de seguir aprendiendo en el trabajo. Aprovechar las capacitaciones que da la empresa o tomar cursos por cuenta propia, leer, investigar, asistir a charlas y conferencias, lo que hará que mejoren tus conocimientos, habilidades y actitudes laborales.

Compromiso con la empresa

Un buen empleado se siente comprometido con la empresa esto se refleja en ser leales, confiados y estar felices en el trabajo. Un empleado comprometido tiene mejor rendimiento, se ausenta menos, es innovador y no solamente espera a cobrar un sueldo a finales de mes, sino que contribuye a que la compañía prospere.

Ofrecer tu opinión

Puede suceder que a veces no estés de acuerdo con alguna decisión que te afecta directamente en tu trabajo. No es necesario guardar silencio y acatar las ordenes sin más, tampoco se trata de discutir con los superiores, pero sí perder el miedo y de manera educada y respetuosa decir lo que se piensa, lo que probablemente puedas resultar en nuevas ideas o para desarrollar nuevos proyectos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar