¡Vende tus productos ONLINE!  


Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para hacer que un currículum llame la atención no hace falta llenarlo de palabras y frases muy elaboradas, ni escribir datos o dar información excesivamente detallada.

Así como nosotros pensamos en que ciertas palabras o frases pueden ayudarnos, otras muchas personas están pensando lo mismo mientras elaboran su currículum. Por ello, te diremos cuáles son algunas de esas cosas que muchas personas ponen y que hay que evitar usar. Lo importante es que tu currículum no acabe en el montón de los descartados.

“Busco desarrollarme como profesional”

Esta es una frase que emplea todo el mundo y en realidad no dice mucho. Lo ideal es especificar qué es lo que quieres aprender, de qué manera buscas desarrollarte, en qué quieres especializarte.

“Capacidad de liderazgo”

Para poner que tienes capacidad de liderazgo debes especificar que has tenido personal a tu cargo y de esa manera demuestras que posees esa habilidad, de lo contrario no es coherente que lo menciones.

“Experiencia de muchos años”

Lo importante para un reclutador no será el número de años que llevas haciendo lo mismo, sino lo que has aprendido o desarrollado durante todo ese tiempo.

“Orientado al logro de resultados”

Esta frase por sí sola, no dice nada, estar orientado al  logro de resultados no habla de tus logros. Es mejor poner datos concretos como la vez que lograste que aumentara el porcentaje de ventas o el número de clientes.

“Exceso de información personal”

A menos que te lo pidan, no es necesario poner datos muy personales o excesivos como el kínder donde estudiaste, tus hobbies o intereses fuera del ámbito laboral. Esto hará tu currículum muy extenso. En tus datos de contacto basta con un número de teléfono y un correo.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar