Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Las empresas fantasmas son organizaciones que no cuentan con una constitución legal, aparentemente no poseen un domicilio fijo o es inventado y operan con total impunidad. Hay que tener cuidado para no caer en este fraude cuando busques trabajo.

Cuando buscamos empleo, a veces nos encontramos con vacantes que parecen muy buenas para ser verdad. Generalmente estas vacantes ofrecen buen sueldo, son de medio tiempo y no requieren experiencia.

Los atractivos anuncios de trabajo los hacen a través del periódico, en páginas de internet o con volantes pegados o repartidos en las calles.

Una vez que te comunicas con los reclutadores de estas vacantes, te agendan una cita para “entrevistarte”, esta cita te la comunican por teléfono, si es que te proporcionaron alguno, o por medio de un correo electrónico donde te dicen la dirección, la fecha y la hora.

En la entrevista no te dan detalles del puesto ni lo que vas a hacer, pero si te piden que te quedes a una capacitación muy importante para ellos.

Resulta que la capacitación es una plática motivacional que a medida que va avanzando se convierte en un curso de ventas en el que te animan a invertir en un producto con la promesa de que dependiendo de la cantidad de productos que les compres (o inviertas), obtendrás el puesto que deseas en la empresa.

Otra forma en la que operan estas empresas fantasmas es haciéndote la entrevista a través de internet y diciéndote que en breve se comunicarán contigo para confirmarte si obtuviste el puesto.

Una vez que se comunican contigo, te hacen saber que obtuviste el puesto y que necesitas comprar el uniforme con el que vas a trabajar. Una vez que lo compras, y gastas tu dinero en la compra del supuesto uniforme, no vuelves a saber de ellos, y si tratas de indagar la dirección te das cuenta de que es un lugar inexistente.

Otros tipos de empresas fantasma son:

Llenar encuestas desde tu casa – Esas encuestas se tienen que pagar y lo haces tú.

Gana dinero fabricando productos desde casa – Para fabricar esos productos tienes que invertir en el material y no es seguro que la empresa te los compre.

Trabaja en el extranjero – Te piden una cantidad de dinero como gastos de administración y después desaparecen.

Debes estar alerta cuando busques trabajo y no caer en estas empresas fantasmas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar